Quincy Promes humillo al Sevilla

Quincy Promes fue el futbolista más destacado de un martes de Champions en el que también jugaban Cristiano Ronaldo, Kevin de Bruyne, Harry Kane, Dries Mertens o Philippe Coutinho. El futbolista holandés, de 25 años y con apenas cuatro partidos europeos en su haber, destrozó a Gabriel Mercado primero y al Sevilla de Eduardo Berizzo después con una dinámica de movimientos impresionantes.
Comprar Camisetas de Futbol Baratas Para Hombre, Mujer y Niños de todos los clubs y Selecciones Nacionales
Promes marcó su primer gol atacando el punto de penalti y dio su primera asistencia desde la banda derecha, lo cual no tendría más análisis si no fuera porque juega de extremo izquierdo. Desde dicha banda, de hecho, es desde donde anotó su segundo gol y repartió su segunda asistencia. Pero los goles, en este caso, no fueron la causa de su exhibición, sino más bien la justa consecuencia. La clave estaba en cómo sus eléctricos y ágiles movimientos, siempre constantes e inteligentes, arrancaban el motor de un mecanismo de juego que habló muy bien del Spartak y todavía mejor de su técnico, Massimo Carrera. El que fuera defensa de la Juventus, inició su trayectoria en los banquillos como asistente de Antonio Conte. Y aunque en su buena defensa, sobre todo en la presión, se nota la influencia del ahora técnico del Chelsea, lo que determinó el choque fue la organización desorganizada con balón de su conjunto.
Encuentra las botas de futbol que mas se adapte a tus características
Porque ante el Sevilla, el Spartak de Moscú demostró ser un equipo que incide en el movimiento y el intercambio de posición sobre cualquier otro concepto. Luiz Adriano rara vez fijaba. Los extremos iban desde fuera hacia dentro. Pero no como es normal, sino de manera más acentuada, como ya hemos señalado con el torbellino Promes. El mediapunta, Ivelin Popov, se movía hacia todos lados, compensando la jugada según tocase. Los laterales, de marcado carácter ofensivo, llegando muy arriba de forma simultánea, pues el Spartak muchas veces únicamente cierra con los dos centrales más Fernando Lucas por delante. Y Denis Glushakov, el otro futbolista destacado del encuentro, soltándose del doble pivote una y otra vez hasta generar superioridad numérica -y futbolística- sobre cada zona del campo que pisase. Eduardo Berizzo diría luego que no fue un “dominio colectivo”, sino que la superioridad se marcó a base de “jugadas individuales”. Y aunque el DT hispalense tiene cierta parte de razón, lo cierto es que esta concatenación constante de jugadas sólo fue posible por el dominio que lograron tener los rusos.
En todo esto tuvo mucho que ver, por supuesto, el mal desempeño de un Sevilla sin ideas ni fundamento. Pero sería un error centrarse únicamente en lo que no hizo el equipo español, pues enfrente se encontró un conjunto con un sentido del juego muy claro y muy bien asimilado por todos sus futbolistas. Hay que seguir al Spartak.
Entrando ya de lleno en la actuación del Sevilla, los del Toto Berizzo volvieron a tener problemas en todas las fases del juego. Les costó iniciar, les costó controlar y les costó asentarse en campo contrario, lo cual provocó que también les costara presionar y transitar. Las únicas líneas de pase de calidad en la primera parte las ofreció Krohn-Dehli por una mera cuestión de talento individual, no por la estructura que soportaba un juego sevillista que nunca pudo avanzar por fuera.

El Manchester City 17/18

Pep Guardiola afronta su segunda campaña al frente del Manchester City y no quiere que los resultados se parezcan a los que cosechó durante la primera. Sin embargo, los recursos de los que dispone no parecen demasiado superiores a aquellos de los que ya gozaba. Más allá de la total adaptación de Gabriel Jesus, que supondrá una segunda vía goleadora natural, el resto de bondades permanecen muy en la línea de lo que no le permitió -y a lo que no permitió- competir por la Premier ni pasar de Octavos en la Champions. Y sabe que para que el cuento no se repita, el primero que debe cambiar algo… es él.
Tenemos todas las camisetas de tus equipos y selecciones favoritas para adulto y niño
A nivel estructural, las principales novedades residen en los roles otorgados a David Silva y Kevin De Bruyne. El Manchester City más prometedor del año pasado fue justo el del principio, y en ese destacaba que el español y el belga, los dos pasadores más creativos, eran los interiores del sistema. En realidad ambos responden más al perfil de mediapunta que al de interior, y sobre todo en labores defensivos dejaron a deber, tanto que, pasado un tiempo, Guardiola tiró de ajustes para reforzar la medular y Kevin y David pasaron a jugar más arriba. Pero así, desapareció del ADN del equipo el sello estilístico del entrenador catalán. Por eso está intentando recuperar a los dos para su centro del campo.
Camisetas de fútbol de selecciones nacionales del Mundial 2018, no te pierdas!
En lo referente al ex del Valencia, el gran cambio reside en que se le ha devuelto a su escalón de toda la vida: el entrelineas. Por su nacionalidad, por su creatividad y por su capacidad de liderazgo, Silva fue quien asumió esas funciones que en los anteriores proyectos de Guardiola habían desempeñando Xavi, Kroos y Xabi Alonso. Pero por más que se le presuman condiciones para ejercer de esa guisa, no se trata de un especialista. Y el coste de oportunidad por ponerlo abajo, además, era alto: el Manchester City perdía a su único jugador capaz de pausar el juego y provocar control a la espalda de los pivotes del adversario. Ahora, Silva ha vuelto a su zona y está marcando la diferencia. No sólo por su recobrado instinto para el último pase (lleva seis en ocho partidos de Premier League), sino también porque está permitiendo al conjunto skyblue pararse a una altura donde antes no podía. Traducción: el Manchester City está dándose tiempo para juntar a sus futbolistas allá donde conviene presionar para dominar la segunda jugada, sufrir menos al contragolpe y gozar de mayor claridad ofensiva. Eso significa equilibrio
No obstante, el pivote Fernandinho no atesora las características suficientes para administrar por sí mismo, o junto a los centrales, la salida de balón al completo; requiere de una ayuda cuya autoría está recayendo sobre la pieza sacrificada en el puzzle de Guardiola: Kevin De Bruyne. Es el dotadísimo jugador belga quien, pese a ser quizá el atacante más resolutivo de la plantilla, está desgastándose en lo físico para bajar a recibir y juntar lo del principio con lo del final. Su despliegue está siendo formidable y lo más destacado estriba en que no le está costando ni precisión ni determinación. El año pasado produjo 24 goles en 36 partidos de Premier y ahora suma 8 en 10. Es decir, la media incluso ha subido. El salto de calidad de De Bruyne no resalta a la vista tanto como podría, pues sus extras son más oscuros que luminosos, pero al Manchester City le está haciendo un avío prácticamente imprescindible.

El Manchester City 17/18

Pep Guardiola afronta su segunda campaña al frente del Manchester City y no quiere que los resultados se parezcan a los que cosechó durante la primera. Sin embargo, los recursos de los que dispone no parecen demasiado superiores a aquellos de los que ya gozaba. Más allá de la total adaptación de Gabriel Jesus, que supondrá una segunda vía goleadora natural, el resto de bondades permanecen muy en la línea de lo que no le permitió -y a lo que no permitió- competir por la Premier ni pasar de Octavos en la Champions. Y sabe que para que el cuento no se repita, el primero que debe cambiar algo… es él.
Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
A nivel estructural, las principales novedades residen en los roles otorgados a David Silva y Kevin De Bruyne. El Manchester City más prometedor del año pasado fue justo el del principio, y en ese destacaba que el español y el belga, los dos pasadores más creativos, eran los interiores del sistema. En realidad ambos responden más al perfil de mediapunta que al de interior, y sobre todo en labores defensivos dejaron a deber, tanto que, pasado un tiempo, Guardiola tiró de ajustes para reforzar la medular y Kevin y David pasaron a jugar más arriba. Pero así, desapareció del ADN del equipo el sello estilístico del entrenador catalán. Por eso está intentando recuperar a los dos para su centro del campo.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
En lo referente al ex del Valencia, el gran cambio reside en que se le ha devuelto a su escalón de toda la vida: el entrelineas. Por su nacionalidad, por su creatividad y por su capacidad de liderazgo, Silva fue quien asumió esas funciones que en los anteriores proyectos de Guardiola habían desempeñando Xavi, Kroos y Xabi Alonso. Pero por más que se le presuman condiciones para ejercer de esa guisa, no se trata de un especialista. Y el coste de oportunidad por ponerlo abajo, además, era alto: el Manchester City perdía a su único jugador capaz de pausar el juego y provocar control a la espalda de los pivotes del adversario. Ahora, Silva ha vuelto a su zona y está marcando la diferencia. No sólo por su recobrado instinto para el último pase (lleva seis en ocho partidos de Premier League), sino también porque está permitiendo al conjunto skyblue pararse a una altura donde antes no podía. Traducción: el Manchester City está dándose tiempo para juntar a sus futbolistas allá donde conviene presionar para dominar la segunda jugada, sufrir menos al contragolpe y gozar de mayor claridad ofensiva. Eso significa equilibrio
No obstante, el pivote Fernandinho no atesora las características suficientes para administrar por sí mismo, o junto a los centrales, la salida de balón al completo; requiere de una ayuda cuya autoría está recayendo sobre la pieza sacrificada en el puzzle de Guardiola: Kevin De Bruyne. Es el dotadísimo jugador belga quien, pese a ser quizá el atacante más resolutivo de la plantilla, está desgastándose en lo físico para bajar a recibir y juntar lo del principio con lo del final. Su despliegue está siendo formidable y lo más destacado estriba en que no le está costando ni precisión ni determinación. El año pasado produjo 24 goles en 36 partidos de Premier y ahora suma 8 en 10. Es decir, la media incluso ha subido. El salto de calidad de De Bruyne no resalta a la vista tanto como podría, pues sus extras son más oscuros que luminosos, pero al Manchester City le está haciendo un avío prácticamente imprescindible.

Isco

Pero de Extremo, cuando era otro tipo de jugador, con otro físico completamente difierente, no lo olvidemos. Ronaldo es a todos los efectos un 9, con zona de partida el intervalo entre central y lateral derecho del rival, y que necesita libre la diagonal al intervalo entre centrales para atacar con vehemencia los centros laterales. (¡las mismas zonas y finalizaciones de Morata¡) 
¿Si el Madrid busca un 9 Cristiano podría adaptarse a otras zonas? Claro, es una leyenda. ¿Pero teniendo al mejor, le vas a mover de su mejor zona de influencia? ¿Estaría Cristiano de acuerdo en eso? 
Todos los artículos de fútbol camiseta,buzos, zapatillas y botas, sudaderas y mucho más
Para mí el club no necesita nada más allá de un 9 suplente, si puede ser complementario a Ronaldo, mejor. El equipo no está a 15 puntos del líder por una cuestión de plantilla, es la mejor.
El simple hecho de tener que defender a Benzema, ya me parece absurdo per sé, pero bueno, allá vamos; y eso que en sus tiempos donde tenía competencia con Pipita, yo era pro-Higuaín, pero mira la de vueltas que da la vida, acá me veo en la tesitura de mostrar las virtudes de Karim. 

Que falle goles, digamos que parecen claros, es obvio, que tiene ocasiones, que falla que nos da que pensar, pero a mi personalmente, ese izquierda-derecha para Isco, que conllevó el 0-2, me vale por un doblete. 

Para mi Benzema, es el único jugador blanco que he visto hacer jugadas dignas de Zizou desde que se marchó, y a eso le unes que pese al bajón en estas 2 últimas temporadas ha promedia 21 goles y 9 asistencias por temporada, pues que queréis que os diga, si se consigue pasar ante Bayern, veo complicado que no sea en parte gracias a Karim. 

Sinceramente, pensar que Kane, Lewandowski o cualquier otro 9, en estos años iban a sostener esas cifras teniendo a Cristiano Ronaldo al lado, es ser poco conscientes de como ha jugado y para quien el club blanco estos años. Que luego hay que meterlas, obviamente. 
Camisetas y equipaciones de la La Ligue 1 francesa: Paris Saint Germain, AS Mónaco, Marseille.
Que si Karim en lugar de llevar 9 goles y 11 asistencias, llevará, no se, 25 y 11, sería mejor que mejor para el club blanco, pues claro, pero, ¿De verdad pensaís que un delantero llegaría a dobles cifras de goles y asistencias con CR al lado ahora mismo? Otra cosa es que, pongamos un ejemplo, el año próximo viniera un tipo zurdo, norteafricano, que vestido de rojo está marcándose un añazo, y se saliera, y a su vez el declive de Cristiano fuera real y no pasará de los 20 goles en todas las competiciones, entonces sí que sobresaldría otro foco goleador, y si Karim mantuviera las cifras de esta campaña, pues obviamente, y con razón, se podría achacar a él el bajón del equipo, pese a que no fuera culpa de él solamente… pero lo dicho ¿Alguien cree que podría eso suceder? Ojalá y fuera así y tuvieramos 2 tíos de 50 goles aportados cada uno (goles asistencias), vamos ojalá, pero mientras se juegue para quien se juega, y él responda, es díficil. 

Por cierto dudo mucho que Zizou no haya querido contar con James, Pepe o Morata esta temporada, si se han ido ha sido por iniciativa propia, y porque ni él ni nadie podría garantizarles titularidad plena con la plantilla que hay, unos aguantan y otros no esas tesituras, eso va en cada uno, tan respetable es un jugador que se marcha como otro que aguanta

¿Sabías qué significan las siglas APOEL?

El Real Madrid disputa esta noche su quinto partido de la fase de liguillas de la Champions League ante el que, a priori, puede ser considerado como el rival más débil de su grupo. El APOEL de Nicosia, dirigido por el hispano-danés Thomas Christiansen, actual campeón de la Liga chipriota y dominador del campeonato local desde el año 2013 de forma ininterrumpida, recibe a los de Zidane con la etiqueta de equipo semi desconocido en sus nombres pero de habitual presencia europea, con la presencia de varios futbolistas españoles en sus filas (Jesús Rueda, Roberto Lago, Nauzet) y con todas las papeletas para terminar convirtiéndose en el mejor bálsamo posible ante el complicado y dubitativo arranque de temporada madridista.
El desconocimiento generalizado del fútbol chipriota, rico en matices histórico-sociales y en problemas identitarios internos, es extensible al club capitalino. La dualidad de identidades existente en el país mediterráneo (profundamente dividido en comunidad turca, al norte de la isla desde la invasión por parte de Turquía en el año 1974, y en comunidad griega, mayoritaria y ubicada al sur), ha marcado de manera notable a los clubes de fútbol chipriotas. Chipre constituye uno de los más evidentes casos en los que la realidad política de un país tiene su fiel reflejo en el fútbol del mismo.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Así, el APOEL Nicosia representa, en las siglas que lleva en su nombre, su profunda identidad griega. Fundado originariamente como POEL (Podosferikos Omilos Ellinon Lefkosias, Club de Fútbol de los Griegos de Nicosia), la A (Athlitikos) inicial fue añadida pocos años después de su creación, para dar a entender que no se trataba de un club exclusivamente dedicado al fútbol, sino que tenía una división de atletismo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Puedes comprar camisetas del APOEL Nicosia en Classic Football Shirts, la tienda online especializada en camisetas de fútbol de todo el mundo.
En DDF| Comunidad, identidad y fútbol: el caso de Chipre
Web Oficial APOEL Nicosia

Sin razones

Suele ser habitual en el mundo del fútbol destacar a los equipos que consiguen sus mejores resultados a base de razón, de sacar el máximo partido táctico a su potencial técnico y de escrutar con frialdad los puntos débiles de su rival. Tendemos, en este fútbol de hoy en día, a valorar lo cerebral y lo racional por encima de lo pasional. El seso prevalece sobre el intestino en un fútbol en el que todo está analizado hasta el extremo y en el que parece pretenderse que niguna variable quede al arbitrio del azar. No manda, en muchas ocasiones, la puesta en escena y lo más o menos acertada que ésta resulte. Manda la previa y lo que se haya estudiado sobre el partido en cuestión.
.Camisetas oficiales, equipaciones completas, botas de fútbol, chandals, sudaderas y chaquetas.
No me gusta que tienda a calificarse de ‘primitivas’ todas aquellas situaciones futbolísticas en las que las emociones dejan en un segundo plano a las milimétricas y preestudiadas previsiones de los técnicos. Con pocos espectáculos sobre un campo de fútbol he disfrutado más que con aquellos en los que los veintidós protagonistas deciden dar un puñetazo en el tablero como si de un acto de rebelión se tratase. Parafraseando a Pascal, ‘el corazón tiene razones que la razón no entiende’. Y no es infrecuente, en el mundo del fútbol, que apoyándose en la pasión se llegue a donde el raciocinio no alcanza.
Encuentra zapatillas y botas de fútbol baratas:Magista, Mercurial superfly, Tiempo.
Solo así, apoyándose en motivos inalcanzables para lo racional, puede llegar a entenderse la segunda parte desplegada por el Sevilla el pasado martes frente al Liverpool. No sabemos con certeza si todo vino motivado por una charla especialmente emotiva en el descanso por parte de Eduardo Berizzo. Se presume que allí, en la intimidad de los bajos del Sánchez Pizjuán, el técnico desveló a sus jugadores que padecía un cáncer de próstata contra el que pronto iba a empezar tratamiento. Perdían los hispalenses por cero goles a tres. Y perdían porque su fútbol no alcanzaba, al menos en el modo propuesto, para superar al de los de Jürgen Klopp. Aparentemente, la pelea estaba perdida de manera irrecuperable. Pero ocurrió que, queremos creer que espoleado por la motivación extraordinaria surgida tras la confesión de su técnico, el Sevilla salió como si fuese un nuevo equipo a la vuelta del vestuario. Se sacudió de encima su insólito miedo por verse enfrente de todo un histórico de Europa y arrasó en cada palmo de terreno en el que se disputaba un balón suelto. Con un ímpetu que solo podía proceder directamente desde las entrañas, el equipo contagió al graderío. Y ahí, en ese momento en el que Nervión hierve, en el que el griterío se vuelve tan ensordecedor que hasta silencia cualquier tipo de disposición táctica que pueda surgir de los banquillos tratando de poner un poco de mesura en el despliegue y componer el ambiente, el Sevilla se vuelve invencible. Fueron cayendo los goles hasta el tercero, el de la definitiva igualada conseguida por Guido Pizarro en los estertores finales del choque, sin que el Liverpool fueran capaz de contener la hemorragia y la avalancha de emociones. Con orgullo y pasión. Como gusta a la grada. Sin someterse a profundos estudios y análisis. Como debería de manejarse siempre el visceral Sevilla. ¿Quién necesita razones ante un espectáculo así?

Enfrentar al Madrid en su Tierra parte 2

Bastantes nombres propios a destacar como el “Ramos de la Champions”, los minutos decisivos de Asensio rajando al PSG, el espacio que generaba Bale a la segunda línea por mera presencia y miedo a que arrancase en velocidad en ventaja (o en ausencia de desventaja, que en su caso es lo mismo), a la constante más constante de la Champions en eliminatorias de los últimos años, junto a Leo, poniendo en ventaja a su equipo en la misma y haciendo, otra vez, que si, hipotéticamente, cambiásemos a cualquier delantero rival por él, muy probablemente, su equipo fuese por detrás de la fase y el otro en ventaja pero… me gustaría destacar uno por encima del resto por lo que puede significar su partido en su futuro y, por extensión, en el del Real Madrid: Raphael Varanne. 
Camisetas de Fútbol de las Selecciones del Mundial 2018.
Lo tuvo difícil porque Nacho rara vez fue oposición para un Neymar que se midió a él bastantes veces, para tapar los intentos de remates del propio Ney y de Cavani cuando, usualmente, le cogían la espalda a Marcelo y cómo logró corregir a la espalda de Ramos cuando Cavani o Mbappé hacían el dentro-fuera. 
Un coloso hoy. Y al Real le urgía esta versión suya. Si la segunda línea hubiese estado más atenta a los balones sueltos el riesgo, gracias a él, se hubiese reducido bastante. Pero tuvo mucho porcentaje de importancia en que el PSG solo marcase 1. 
Eso sí, parece claro que el rombo deberá mutar con el paso de la competición toda vez que no se observa ese nivel excelso de las piezas que lo optimizaban y convertían en un sistema competitivo que no generase sistemáticamente situaciones de desequilibrio y provocase una tendencia al error tan alta. Y ahora ahí entrenadores, los 5 de la Premier, por ejemplo, que lo verían como un caramelo
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
Para mí el partido de ambos equipos se refleja en sus dos cracks. Mientras Ney agitaba y agitaba siendo muy vistoso y no tan poductivo, Cristiano estuvo incisivo, no dejó de simplificar el fútbol a única y exclusivamente lo que mata al rival (hasta que lo consiguió) y mostró una madurez solo a la altura de su leyenda.
Para mí el partido evidenció tres cosas. 
La primera es que Marcelo es un gigante inabordable a día de hoy para ningún candidato a la Champions, contagió al estadio, a sus compañeros e hizo creer. 
Que la grandeza de Modric, aparece en las grandes noches y que nunca la tendrá Verratti.
Y que Zizou, pese a sus numerosos detractores, hizo una lectura enorme de la situación, y destrozó al PSG abriendo el campo con Lucas y Asensio, con el atrevimiento de sacrificar a Casemiro. Inspiradísimo el francés, nada de lo que ocurrió fue casual
El Madrid pasó de un 4-2-3-1 a un 4-4-2/4-2-4. ¿No era un 4-3-1-2 con lo que empezó el Madrid? Entiendo que quitó a Isco de la mediapunta y a Casemiro del mediocentro para meter a Lucas y Asensio en las bandas y dejar el doble pivote a Luka y Toni, dando además, como dices, ayudas a los laterales.