Estrategia en el baloncesto

El baloncesto es un deporte que requiere mucho dinamismo para poder ejecutar todas las técnicas, tácticas y estrategias planteadas por el entrenador de cada equipo durante los entrenamientos.
Vamos a diferenciar estos términos:
La técnica se define como la ejecución y mecánica de los fundamentos básicos como el bote, pase, tiro, etc. por lo que la técnica individual depende de las capacidades físicas y psicológicas de cada jugador. La técnica colectiva se determina en función de la combinación de las técnicas individuales de los jugadores sumándole las capacidades psicosociales básicas como la cooperación, disciplina, trabajo en equipo… La colaboración y coordinación entre los jugadores tiene que permitir al equipo de baloncesto avanzar hacia alcanzar un objetivo común. Cualquier pase conlleva el lanzamiento del balón de un jugador y la recepción del balón por otro jugador, lo que caracteriza al pase como técnica colectiva es que la necesidad de la colaboración entre ambos jugadores.

La táctica es la utilización de los medios técnicos para su aplicación en situaciones reales de juego. La táctica individual se basa en la técnica individual, pero se ve influenciada por la capacidad psicológica de cada jugador: análisis de situaciones de juego, toma de decisiones, etc. con la intención de superar al oponente y evitar ser superado por él. La táctica colectiva o de equipo tiene como sustento la aplicación de la táctica individual y la técnica colectiva pero requiere de una capacidad psicosocial mayor: reemplazos, bloqueos, cortes, etc. Los jugadores deben colaborar entre sí para enfrentarse directamente al equipo contrario, han de analizar la situación del oponente, decidir con rapidez y ejecutar la acción colectiva más conveniente para conseguir su objetivo.
La filosofía de juego o estrategia utiliza la táctica como un medio a su disposición, se encarga de prevenir situaciones y planificar acciones desde la globalidad. La estrategia individual es personal de los jugadores, se sustenta sobre la táctica individual pero con mayor capacidad psicológica: conocimiento del reglamento, de los sistemas de ataque, etc. La estrategia colectiva o de equipo debe ser expuesta por el entrenador en función de un análisis de factores, estableciendo unos códigos de comunicación para ser entendida por los jugadores. La estrategia individual debería estar siempre en consonancia y supeditada a la estrategia colectiva para hacer fuerza hacia conseguir los mismos objetivos.

Aunque para que todos los conocimientos se traduzcan en un éxito del partido es imprescindible la técnica y táctica de los jugadores y del equipo en conjunto, es imprescindible empezar por la estrategia. Una buena estrategia no será efectiva si solo se expone a los jugadores en una pizarra táctica, sino que debe aplicarse al pie de la letra o realizarse modificaciones junto a todo el equipo además de practicarse antes del juego para lograr un mejor resultado.
En los deportes de oposición como el baloncesto, toda actuación tiene un componente estratégico, un componente táctico y un componente técnico. Cualquier ejecución puede analizarse estratégica, táctica o técnicamente. La estrategia, la táctica y la técnica no implican tres acciones diferentes, sino tres formas diferentes de contemplar la misma acción para la consecución de los mismos objetivos.